Depuración

El área técnica de saneamiento y depuración está organizada respetando las tres fases del proceso de implantación y funcionalidad de este tipo de instalación, proyecto, ejecución y gestión. De otro lado la estructura actual viene condicionada, fundamentalmente por el número de instalaciones y su distribución geográfica. Por estos motivos se distinguen las siguientes áreas:

- Planificación y construcción: Sus funciones más relevantes consisten en :

- Planificación de mejoras en infraestructuras

- Planificación de nuevas infraestructuras

- Redacción y tramitación de proyectos

- Seguimiento de obra

- Gestión de saneamiento: Sus funciones más relevantes consisten en:

- Dirección y seguimiento de los contratos con las empresas de mantenimiento y explotación de las depuradoras, bombeos y colectores.

- Dirección y seguimiento de los contratos con las empresas de suministro de diversos productos complementarios para el funcionamiento de las instalaciones. .

- Dirección y seguimiento de la gestión de los residuos generados en las instalaciones en base a la normativa vigente.

- Control de la cualidad del agua depurada mediante laboratorio propio.