El pasado 30 de septiembre finalizó el servicio de limpieza del litoral de las Islas Baleares.
noviembre 2, 2017
Abaqua adjudica las obras de ampliación y mejora de la depuradora de Camp de Mar a la UTE FACSA-COEXA por 2,6 millones
noviembre 7, 2017

ABAQUA APRUEBA LA ADJUDICACIÓN DEL SERVICIO DE MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN DE LAS INSTALACIONES DE SANEAMIENTO Y DEPURACIÓN DURANTE LOS SEIS PRÓXIMOS AÑOS POR 72,3 M €

 

\ El gran éxito de convocatoria permitirá un servicio más eficiente y una garantía de inversión para la reposición necesaria de equipamientos futuros

\ El fomento del ahorro energético por compensación económica y las mejoras sociales de los empleados son las grandes novedades

 

El Gobierno de las Islas Baleares, por medio de la Agencia Balear de la Calidad del Agua (Abaqua), gestiona las instalaciones de saneamiento y depuración municipales de varios ayuntamientos. En total gestionan 79 depuradoras, 187 estaciones de abombamiento de aguas residuales, 420 km de colectores y 110 km de emisarios marítimos y terrestres, que permete el tratamiento de unos 46 hm3 de aguas residuales.

El Consejo de Administración del Abaqua aprobó ayer, miércoles 27, la adjudicación del servicio de mantenimiento y conservación de estas instalaciones durante seis años, prorrogable durante tres años más, por 72,3 millones de euros.

El importe de licitación fue de 83,8 M €. Concurrieron diecinueve empresas o grupos empresariales, que presentaron ciento tres ofertas para once lotes. No ha habido ninguna baja temeraria, ya que los pliegues sólo dan un 25% de la puntuación a la oferta económica, y prevalecen las mejoras en reposición, la eficiencia energética y los criterios sociales.

El importe total de adjudicación es de 72,3 millones de euros, cuantía que representa un ahorro del 14% sobre el importe licitado. Con esta adjudicación se prevé una reposición de equipamientos de hasta 19 millones de euros, 5,1 millones de euros más que los que preveía el pliegue de prescripciones del contrato. Aparte del correctivo, se prevé el mantenimiento preventivo y predictivo, que junto con la reposición permitirá unas instalaciones más eficientes, y, por lo tanto, una mejora en la calidad de los efluentes y del medio ambiente en general. En este sentido, Joana Garau, directora general de Recursos Hídricos, ha afirmado que “esta inversión en mantenimiento y en reposición de equipamientos representará una mejora ambiental considerable, ya que más de la mitad de las agües residuales que se generan en las Islas Baleares son gestionadas por el Abaqua”.

Teniendo en cuenta este ahorro adicional de 5,1 millones de euros, la baja media global con respecto al importe de licitación es del 19,9%.

El ahorro energético planificado será del 6,57%, cifra que representa un ahorro de 1,1 millones de euros durante los seis años próximos y hasta 4,4 millones de euros a largo plazo. Además, todos los adjudicatarios se han comprometido a aumentar la masa salarial como mínimo un 7,5% por encima de lo que establece el convenio colectivo sectorial.

Se prevé que tanto el gestor como ABAQUA lleven a cabo el control de procesos y, en caso de considerarlo necesario, se haga una auditoría externa de funcionamiento cuyo resultado sea vinculante para el gestor, y también que el gestor lleve a cabo los planes de vigilancia previstos en las autorizaciones de vertidos del suelo en mar. De esta manera se asegura el control del funcionamiento de las depuradoras y se maximiza la eficiencia del proceso.

En la rueda de prensa, el consejero Vidal ha querido denunciar la mala praxis de gestores anteriores, en los cuales, desde su punto de vista, “los interesaba inaugurar instalaciones de depuración y dessalatge, pero se desentendían del mantenimiento”. Además, Vidal ha explicado que “con este contrato, damos un giro total al mantenimiento y a la gestión de las depuradoras, incoporant criterios de eficiencia energética y sociales y las inversiones necesarias para el mantenimiento”.

Por otra parte, el gerente del Abaqua, Antoni Garcias, se ha mostrado satisfecho por la gran concurrencia a la convocatoria y ha agradecido el trabajo hecho por los técnicos de la empresa, por la complejidad del proceso del cambio. Según Garcias, “con este nuevo contrato empieza una nueva manera de gestionar el sistema de depuración actual”.

El contrato prevé un régimen sancionador por incumplimiento muy detallado. Por ejemplo, el incumplimiento de los parámetros de depuración de acuerdo con la legislación vigente puede implicar la deducción del 2,5% de la facturación anual o del 4% de la facturación mensual.

El contrato de gestión anterior preveía exclusivamente el funcionamiento de las instalaciones y los gastos de personal, y se adjudicó por un importe de 7,75 millones de euros anuales. Este contrato se redactó con el objetivo de minimizar los gastos, por lo cual sólo preveía el mantenimiento correctivo (lo que se hace sólo en caso de avería) y se tenía que completar con contratos menores para el suministro de equipamientos de baja cuantía y de consumibles a demanda y por urgencia, que no daban lugar a la concurrencia de ofertas. Esta manera de gestionar las instalaciones tiene como consecuencias la descapitalización y obsolescencia de las instalaciones, y también un bajo rendimiento por múltiples averías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *